miércoles, noviembre 30, 2011

LA ENTREVISTA PSICOLÓGICA


La entrevista es un instrumento del método clínico, y es una técnica de investigación científica de la psicología. Como técnica tiene una doble faz, y es q hace confluir en el psicólogo las funciones de investigador y de profesional.

La entrevista puede tener gran variedad de objetivos, pero a nosotros nos interesa la psicológica, que es aquella en la q se persiguen objetivos psicológicos (investigación, diagnóstico, terapia, etc).

La entrevista puede ser de dos tipos: ABIERTAS: el entrevistador tiene amplia libertad para las preguntas e intervenciones; CERRADAS: las preguntas, el orden y forma ya están previstos, es el cuestionario.

Ahora bien, la medula de la entrevista psicológica no está en preguntar abiertamente ni en el propósito de recoger datos. La libertad del entrevistador, en las abiertas, reside en una flexibilidad suficiente para permitir en todo lo posible que el entrevistado configure el campo de la entrevista según su estructura psicológica particular, o que el campo de la entrevista se configure al máximo posible por las variables que dependen de la personalidad del entrevistado.

Asi, la entrevista abierta posibilita una investigación mas amplia y profunda de la personalidad del entrevistado, mientras q la cerrada permite una mejor comparación sistematica de datos.

La entrevista siempre es un fenómeno grupal, porque asi sea un solo entrevistado la relación con el entrevistador debe considerarse en función de la psicología y dinámica grupal.

Otra forma de distinguir diversos tipos de entrevista deriva del beneficiario del resultado:

.- la q se realiza en beneficio del entrevistado (consulta psicológica).

.- la q se lleva a cabo con objetivos de investigación.

.- la q se realiza para un tercero (una institución).

Cada una de ellas implica variables distintas a tener en cuenta. Y excepto la primera, en las otras se requiere q el entrevistador cree intereses y participación en el entrevistado (q lo “Motive”).

Entrevista, consulta y anamnesis

Consulta: consiste en la solicitud de asistencia técnica o profesional, que puede ser prestada o satisfecha de muchas formas, una de las cuales puede ser la entrevista (pero ella es solo uno de los procedimientos con los q el psicólogo o medico puede atender la consulta).

Anamnesis: implica la recopilación de datos previstos, de tal extensión y detalle, q permita obtener una síntesis de la situación presente y de la historia de un individuo, de su enfermedad y de su salud. La precupacion y la finalidad aca están en la recopilación de datos, y el paciente queda como mediador entre su enfermedad, su vida y sus datos por un lado, y el medico por el otro. Si el paciente no ofrece datos hay que “extraerlos” de el. Y en todo caso, toda aportación del paciente es una perturbación tolerada por cortesía aca, pero superflua e innecesaria. (Aunque hay q tener en cuenta q una buena anamnesis se hace sobre la utilización correcta de los principios que rigen la entrevista).

La entrevista psicológica: a diferencia de las otras dos, intenta el estudio y la utilización del comportamiento total del sujeto en todo el curso de la relación establecida con el técnico durante el tiempo que dure dicha relación.

La entrevista psicológica es una relación que se establece entre dos o mas personas. Lo especifico aca es q uno de los integrantes de la relación es un técnico de la psicología que debe actuar en ese rol, y el otro (o los otros) necesita de su intervención técnica. Pero lo fundamental es q el técnico no solo utiliza en la entrevista sus conocimientos psicológicos para aplicarlos al entrevistado, sino q esta aplicación se produce precisamente a través de su propio comportamiento en el curso de la entrevista.

La regla básica no es obtener datos completos de la vida total, sino obtener datos completos de su comportamiento total en el curso de la entrevista. Este comportamiento total incluye lo q recogeremos aplicando nuestra función de escuchar, pero también nuestra función de vivenciar y observar, asi quedan incluidas las tres areas del comportamiento del entrevistado.

La teoría de la entrevista fue influida por:

El PSA: influyo con el conocimiento de la dimensión inconsciente de la conducta, de la transferencia y la contratransferencia, de la resistencia y la represión, de la proyección y la introyeccion, etc.

La Gestalt: aportó la comprensión de la entrevista como un todo en el cual el entrevistador es uno de sus integrantes, y la consideración del comportamiento de éste como uno de los elementos de esa totalidad.

La Topología: condujo a plantear y reconocer el campo psicológico y sus leyes, tanto como el enfoque situacional.

El Conductismo: influyo con la importancia de la observación del comportamiento.

Todo esto hizo posible realizar la entrevista, y convertirla en instrumento científico.

Ahora bien, la investigación científica de la entrevista, del instrumento mismo, condujo a q la entrevista incorporara algunas de las exigencias del método experimiental; pero también condujo a q la entrevista psicológica en general constituya un procedimiento de observación en condiciones controladas, o por lo menos, en condiciones conocidas. Asi, la entrevista psicológica puede considerarse como el tubo de ensayo para el químico, según la comparación de Young.

La entrevista como campo

Al igual que en la anmnesis, en la entrevista tenemos configurado un campo. Entre los partcipantes se estructura una relación de la cual depende todo lo q en ella acontece. La diferencia básica es q en la entrevista la regla fundamental es tratar de obtener que el campo se configure especialmente y en su mayor grado por las variables que dependen del entrevistado.

Si bien todo emergente es siempre relacional, o sea, deriva de un campo, tratamos en la entrevista de que dicho campo se determine por las modalidades de la personalidad del entrevistado. Asi, el entrevistador controla la entrevista, pero el que la dirige es el entrevistado. La relación entre ambos delimita y determina el campo de la entrevista y todo lo q en ella acontece, pero el entrevistador debe permitir q el campo de la relación sea establecido y configurado por el entrevistado.

Cada ser humano posee sistematizada su personalidad en una serie de pautas o en un conjunto o repertorio de posibilidades, y son estas las q esperamos que se pongan en juego o exterioricen en el curso de la entrevista. Asi, la entrevista funciona como una situación en la q se observa una parte de la vida del paciente, q se desarrolla en relación a nosotros y frente a nosotros.

Ninguna situación puede lograr la emergencia de la totalidad del repertorio de conductas de una persona y, por lo tanto, ninguna entrevista puede agotar la personalidad del paciente, sino solo un segmento. La entrevista no puede reemplazar ni excluir tros procedimientos de investigación de la personalidad, pero estos últimos tampoco pueden prescindir de la entrevista.

Para obtener el campo particular de la entrevista tenemos q contar con un encuadre fijo, q consiste en la transformación de cierto conjunto de variables en constantes. Dentro de este encuadre se incluyen la atitud técnica y el rol del entrevistador, pero también los objetivos, el lugar y el tiempo de la entrevista. El encuadre funciona como una estandarización de la situación estimulo q ofrecemos al entrevistado, y se pretende q deje de oscilar como variable para el entrevistador.

Cada entrevista tiene un contexto definido (conjunto de constantes y variables) en función del cual se dan los emergentes, y estos últimos solo tienen sentido en función de dicho contexto.

El campo de la entrevista no es fijo, es dinamico, o sea, esta sujeto a un permanente cambio, y la observación se debe extender del campo especifico existente en cada momento, a la continuidad y sentido de estos cambios. La observación de la continuidad y contigüidad de los cambios es lo q permite completar la observación e inferir la estructura y sentido de cada campo.

El campo de la entrevista cubre la totalidad de la misma, y “cada” campo es un momento de ese campo total y de su dinámica (gestaltung--> proceso de formación de gestalten).

Una sistemizacion q permite el estudio detallado de la entrevista como campo consiste en centrar el estudio sobre:

a. El entrevistador, el q se incluye su actitud, su disociación instrumental, contratransferencia, identificación, etc.

b. El entrevistado, incluyéndose aca la transferencia, estructura de conducta, rasgos de carácter, ansiedades, defensas, etc.

c. La relación interpersonal, en la q se incluye la interaccion entre los participantes, el proceso de comunicación (proyección, introyeccion, identificación, etc), el problema de la ansiedad, etc.

Concordancias y divergencias

Una diferencia fundamental entre la entrevista y la anamnesis es q en la anamnesis se opera con el supuesto de q el consultante conoce de su vida y esta capacitado para dar datos sobre la misma (cuando no los da hay q “extraerselos”.). En cambio en la entrevista esta el supuesto de q cada ser humano tiene organizada una historia de su vida y un esquema de su presente, y de esta historia y de este esquema tenemos q deducir lo q no sabe.

Ahora bien, lo q no nos puede dar como conocimiento explicito se nos ofrece o emerge a través de su comportamiento no verbal, y este ultimo puede informar en grados muy variables de coincidencia o contradicción ocn lo q verbal y conscientemente expresa. Además, en distintas entrevistas el entrevistado puede ofrecernos distintas historias o diferentes esquemas de su vida presente.

Las disociaciones y contradicciones q vemos corresponden a disociaciones y contradicciones de la personalidad misma, y la entrevista, al reflejarlas, nos permite trabajar sobre ellas durante su transcurso (q eso se haga o no depende de la intensidad de la angstia q se pueda promover y de la tolerancia q el entrevistado tenga para la misma).

De igual manera, los conflictos q trae suelen no ser los fundamentales, asi como las motivación q son generalmente racionalizaciones.

La simulación aca no es como en la anamnesis, una perturbación. Sino, q se la considera como una parte disociada de la personalidad q el entrevistado no reconoce totalmente como propia.

Los datos no deben ser evaluados en función de q sean ciertos o erróneos, sino como grados o fenómenos de disociación de la personalidad. Una situación típica, (e inversa), es la del entrevistado q tiene rígidamente organizada su historia y su esquema de su vida presente, como medio defensivo a la penetración del entrevistador y a su propio contacto con areas conflictivas de su situación real y de su personalidad; este tipo de entrevistado repite siempre su misma historia estereotipada.

Cuando se entrevista a distintos integrantes de un grupo o institución, estas divergencias y contradicciones son mucho mas frecuentes y notorias, y constituyen datos muy importantes sobre como cada uno de sus miembros tiene organizado en una misma realidad un campo psicológico q le es especifico. La totalidad nos da un índice fiel del carácter del grupo o institución.

La entrevista no consiste en “aplicar” consignas, sino en investigar en la personalidad del entrevistado a la vez q en nuestras teorías y nuestros propios instrumentos de trabajo.

El observador participante

En la entrevista el entrevistador forma parte del campo, en cierta medida condiciona los fenómenos q él mismo va a registrar. Ahora bien, el máximo de objetividad no se cumple en ningún campo cientifico, y menos en la psicología. lo máximo q podemos lograr en objetividad se alcanza cuando se incorpora al observador como una de las variables del campo.

Si el observador esa condicionando el fenómeno q observa, se puede objetar q en tal caso no estamos estudiando el fenómeno tal cual es, sino en relación con nuestra presencia, con lo cual ya no se hace una observación en condiciones naturales. Pero, las condiciones naturales de la conducta humana son las condiciones humanas… toda conducta se da siempre en un contexto de vínculos y relaciones humanas, y la entrevista no es una distorsion de las condiciones naturales, sino todo lo contrario: es una situación “natural” en q se da el fenómeno q nos interesa estudiar: el fenómeno psicológico.

Ahora bien, en cuanto a la relación q se da entre el entrevistado y el entrevistador y las consecuencias, cada situación humana es siempre original y única, y la entrevista también, pero esta originalidad no impide el establecimiento de constantes generales. Lo individual no excluye lo general. Esto ultimo se opone al narcisismo de q cada uno es único y distinto, porq el hombre descubre q su vida personal se teje sobre un trasfondo común a todos los seres humanos. En la entrevista esto rige también para el entrevistador, q debe hacerse cargo de su condición humana y no ponerse por encima o en situación privilegiada frente al entrevistado.

Entrevista e investigación

No hay posibilidad de una correcta entrevista si no se incluye la investigación. La entrevista es un campo de trabajo, en el cual se investiga la conducta y la personalidad. Un uso correcto de la entrevista integra en la misma persona y en el mismo acto al profesional y al investigador.

La forma de observar es la de ir formulando hipótesis mientras se observa, y en el curso de la entrevista verificar y rectificar las hipótesis durante su trascurso mismo en función de las observaciones subsiguientes, q a su vez se enriquecen con las hipótesis previas.

El trabajo profesional solo adquiere su real envergadura cuando coinciden la investigación y la tarea profesional. Indagar y actuar, teoría y practica, deben ser manejados como momentos inseparables, formando parte de un solo proceso.

El grupo en la entrevista

Entrevistador y entrevistado consituyen un grupo, un conjunto, una totalidad, en el cual sus integrantes están interrelacionados, y en el q la conducta de ambos es interdependiente. Se diferencia de otros grupos por el hecho de q uno de sus integrantes asume un rol especifico y tiende a cumplir determinados objetivos.

La interdependencia e interrelacion, el condicionamiento reciproco de sus respectivas conductas, se realiza a través del proceso de la comunicación, entendiéndose por tal el hecho de q la conducta de uno (consciente o no) actua (en forma intencionada o no) como estimulo para la conducta del otro, y a su vez esta ultima reactua en calidad de estimulo para las manifestaciones del primero. En este proceso la palabra juega un rol importante, pero interviene también la comunicación preverbal: gestos, actitudes, timbre y tonalidad afectiva de la voz.

El tipo de comunicación q se establece es altamente significativo de la personalidad del entrevistado, de su modalidad para relacionarse con sus semejantes. En este proceso q se produce en la entrevista, el entrevistador observa ya cómo y a través de qué el entrevistado condiciona, sin saberlo, efectos de los cuales él mismo se queja o resulta victima. Importan los momentos de cambio en la comunicación y las situaciones y tematicas frente a las cuales ocurren, asi como las inhibiciones, interceptaciones y bloqueos. En fin, aporta datos de observación directa.

Transferencia y contratransferencia

Transferencia: es la actualización en la entrevista de sentimientos, actitudes y conductas inconscientes, por parte del entrevistado, q corresponden a pautas q éste ha establecido en el curso del desarrollo, especialmente en la relación interpersonal con su medio familiar. La negativa y la positiva son siempre coexistentes, aunque con predominio relaitvo de alguna de las dos. Integran la parte irracional e inconsciente de la conducta y constituyen aspectos de la misma no controlados por el paciente. Agregan una dimensión importante al conocimiento de la estructura de su personalidad y al carácter de sus conflictos.

En la transferencia el entrevistado asigna roles al entrevistador y se comporta en función de los mismos. O sea, traslada situaciones y pautas a una realidad presente y desconocida; y tiende a configurar a esta ultima como situación ya conocida, repetitiva.

Con la transferencia el entrevistado aporta aspectos irracionales o inmaduros de su personalidad, su grado de dependencia, su omnipotencia y su pensamiento mágico. En ellos es donde el entrevistador podrá encontrar lo q el entrevistado espera de él, su fantasía de la entrevista, su fantasía de ayuda, o sea, qué cree él que es “ser ayudado” y estar sano, incluidas las fantasías patológicas de curación, q con mucha frecuencia consisten en el logro de aspiraciones neuróticas. Se podrá igualmente despistar otro factor importante q es el de la resistencia a la entrevista o a ser ayudado o curado, y la intención de satisfacer anhelos frustrados de dependencia o de protección.

Contratransferencia: aca se incluyen todos los fenómenos que aparecen en el entrevistador, como emergentes del campo psicológico que se configura en la entrevista; son las respuestas del entrevistador a las manifestaciones del entrevistado, el efecto q tienen sobre él. Dependen en alto grado de la historia personal del entrevistador, pero si aparecen es porque en ese momento hay factores q operan para q eso pase asi. La contratransferencia es ineludible en su aparición, y el entrevistador debe registrar esos fenómenos de la contratransferencia como emergentes de la situación presente y de las reacciones q provoca el entrevistado. Por lo tanto, a la observación se agrega también la autoobservacion.

La contratransferencia constituye un indicio de gran significación y valor para orientar al entrevistador en el estudio que realiza. Transferencia y contratransferencia aparecen en toda relación, y en la entrevista deben ser usados como instrumentos técnicos de observación y comprensión. Si el entrevistador no es capaz de objetivar y estudiar su reacción, o bien reacciona con irritación y rechazo (asumiendo el rol proyectado), eso es índice de q su manejo de la contratransferencia esta perturbado y q se desempeña mal en la entrevista.

Ansiedad en la entrevista

La ansiedad es un índice del curso de una entrevista y debe ser vigilada por el entrevistador, tanto en su aparición como en su grado o intensidad, ya q si bien dentro de determinados limites es un agente motor de la relación interpersonal, esta relación puede quedar totalmente perturbada e incontrolada si la ansiedad sobrepasa cierto nivel. Entrevistado y entrevistador se enfrentan con una situación desconocida ante la cual no tienen todavía pautas reaccionales adecuadas, y la situación no organizada implica una cierta desorganización de la personalidad de cada uno de los participantes: esa desorganización es la ansiedad. Durante la entrevista se pueden incrementar tanto la ansiedad como los mecanismos defensivos del entrevistado, porque lo desconocido no es solo la situación externa nueva, sino también el peligro de lo q desconoce en su propia personalidad. Si estos factores no se presentan, el lograr q aparezcan en una cierta medida en la entrevista es parte de la función de motivar al entrevistado que el entrevistador debe hacer. Ahora bien, toda investigación requiere la presencia de ansiedad frente a lo desconocido, y el investigador tiene q poseer la capacidad para tolerarla y poder instrumentarla.

Frente a la ansiedad del entrevistado no se debe recurrir a ningún procedimiento q la disimule o reprima (consejo, apoyo directo). La ansiedad solo debe ser manejada comprendiendo los factores por los cuales aparece y operando según esa comprensión. Si lo q predomina son los mecanismos defensivos frente a la misma, la tarea es la de “desarmar” estas defensas a fin de q aparezca cierto grado de ansiedad, lo q significa un índice de la posibilidad de actualización de los conflictos. Todo este manejo técnico de la ansiedad tiene q ser hecho teniendo en cuenta siempre la personalidad del entrevistado, no se debe abrumar al entrevistado con conflictos q no podrá tolerar.

Timming de la entrevista: es el tiempo propio o personal del entrevistado, q depende del grado y tipo de organización de su personalidad, para enfrentar sus conflictos y para resolverlos.

El entrevistador

Él mismo es su instrumento de trabajo, su propia personalidad es lo q entra en juego. Con el agravante de q el objeto a estudiar es otro ser humano, y al examinar la vida de los demás se halla directamente implicada la revisión y examen de su propia vida, personalidad, conflictos y frustraciones. Si no gradua este impacto su tarea se hace imposible: o tiene mucha ansiedad y entonces no puede actuar, o bien bloquea la ansiedad y su tarea es esteril.

El entrevistador debe operar disociado: en parte actuando con una identificación proyectiva con el entrevistado y en parte permaneciendo fuera de esta identificación, observando y controlando lo que ocurre, de manera de graduar asi el impacto emocional y la desorganización ansiosa. Esta disociación es a su vez funcional o dinámica, tiene q actuar permanentemente la proyección o introyeccion, y tiene q ser lo suficientemente plástica o “porosa” para q pueda permanecer en los limites de una actitud profesional. En su tarea, el psicólogo puede oscilar fácilmente entre la ansiedad y el bloqueo, y esto no perturba su tarea siempre q pueda resolver ambos fenómenos en la medida en q aparecen.

Una mala disociación, ocn intensa ansiedad, hace q el psicólogo desarrolle conductas fóbicas u obsesivas frente al entrevistado: evita realizar entrevistas o interpone instrumentos y test para evitar el contacto personal y la ansiedad consiguiente (en la fobia), o bien sus entrevistas son estereotipadas, en las q esta todo reglado y previsto, elaboración rutinaria de historias clínicas, y el instrumento de trabajo, la entrevista misma se transforma en ritual (defensa obsesiva). Mas alla esta el bloqueo, en q siempre aplica y dice lo mismo, en q siempre ve lo mismo, aplica lo q sabe y con lo q se siente seguro. La urgencia por el diagnostico y la compulsión a emplear drogas son otros elementos de fuga y ritual del medico frente al enfermo. Asi el psiquiatra inseguro, para no verse abrumado recurre a la receta, interponiendo drogas entre él y el paciente, y entonces la farmacología se consituye en un factor alienante porq fomenta la magia en el paciente y en el medico y los vuelve a disociar de sus conflictos respectivos. Algo similar pasa con el psicólogo q interpone tests.

Otro riesgo es el de la proyección de los propios conflictos sobre el paciente y una compulsión a ocuparse, indagar o hallar perturbaciones en la esfera en q las niega el mismo. Rigidez y proyección conducen a encontrar solo lo q se busca y se necesita, y a condicionar lo q se encuentra y lo q no se encuentra.

La disociación q tiene q hacer el psicólogo se puede describir de otra manera, diciendo q tiene q jugar los roles q en él son promovidos por el entrevistado, pero sin asumirlos en su totalidad. Si por ejemplo siente rechazo, asumir el rol seria mostrar y actuar el rechazo, rechazando efectivamente al entrevistado, pero asumir el rol implica la ruptura del encuadre. En cambio, jugar el rol es percibir el rechazo, comprenderlo, hallar los elementos q lo promueven, las motivaciones del paciente para q ello ocurra y usar toda esa info q ahora posee para esclarecer el problema o promover su modificación en el entrevistado. Fastidio, cansancio, sueño, irritación, bloqueo, lastima, cariño, rechazo, seducción, etc., son todos indicios contratransferenciales q el entrevistador debe percibir como tales en la medida en q se producen, y tiene q resolverlos analizándolos para si mismo en función de la personalidad del entrevistado, de la suya propia, y del contexto y el momento en q aparecen en la comunicación.

Es importante, para no caer en eso, y en estereotipia, q no trabaje solo, q se revea el trabajo q realiza, en grupo. El aislamiento profesional es el mejor clima para encubrir las dificultades con la omnipotencia.

El entrevistado

Para q alguien concurra a una entrevista debe haber llegado a una cierta percepción o insight de q algo no anda bien, o bien se percibe a sí mismo con ansiedad o temores. Estos últimos pueden ser tan intensos o intolerables q recurre en la entrevista a una negación y resistencia sistematica, de tal manera q busca asegurarse de q no pasa nada, logrando q el técnico no reconozca nada anormal en el.

Schilder reunió en 5 grupos a los q concurren, sea porq sufren o porq hacen sufrir: 1. Los q concurren por quejas corporales, 2. Por quejas mentales, 3. Por quejas debidas a falta de éxito, 4. Por quejas referentes a dificultades en la vida diraria, 5. Por quejas de otros.

P. Riviere en cambio divide en 3 grupos según q el predominio de inhibiciones, síntomas, quejas o protesta recaiga mas sobre el area de la mente, del cuerpo, del mundo exterior. En quejas y lamentos predomina la ansiedad depresiva; en acusaciones predomina la ansiedad paranoide.

Podemos reconocer y diferenciar entre el paciente q viene y el q traen. El q viene tiene un cierto insight de su enfermedad (es neurótico), y el q traen es psicótico, no tiene motivos para venir, lo mandaron, delega en otros sus preocupaciones y malestares, hace actuar a otros.

En otros casos esta el q viene por un familiar, ahí se le debe decir q lo q diga sobre el paciente le será comunicado al paciente. Y asi se “limpia el campo” y se rompe con divisiones muy difíciles de manejar después. El q viene a la consulta es siempre un emergente de los conflictos grupales de la familia. El q viene solo es el representante de un grupo familiar esquizoide, con comunicación precaria entre ellos; el enfermo esta aislado y abandonado. Si en cambio vienen varios a consulta es un grupo eliptoide, vicioso, hay una falta en la personificación de sus miembros, con alto grado de simbiosis e interdependencia; el enfermo esta demasiado rodeado por un cuidado exagerado.

Otro tipo es el q viene acompañado por una persona (fóbico) necesita acompañante. Los matrimonios pueden venir juntos porq se inculpan mutuamente de neurosis, infidelidad, etc.

En fin, en todos los casos se realiza la entrevista con todos los q concurrieron. El técnico actua en el grupo ocmo observador participante, interviene en momentos de tensión o cuando se interrumpe la comunicación, o para señalar entrecruzamientos proyectivos. Pero no tiene que aceptar el criterio de la familia sobre quien es el enfermo, debe considerar a todos los miembros implicados y al grupo como enfermo. Aca el interjuego de roles y la dinámica de grupos sirve de orientación para hacer tomar el insight de la situación a todo el grupo.

El balance de la enfermedad en un grupo familiar es importante. Por ej., en un matrimonio uno es el fóbico y el otro acompaña, pero cuando uno se cura aparece la fobia en el otro (q también era fóbico, pero había distribución de roles). Otra cosa importante es q hay q contar siempre con la culpa en la familia de un enfermo, y hay q manejarla adecuadamente.

Funcionamiento de la entrevista

El campo de la entrevista debe ser configurado por las variables de la personalidad del entrevistado. Esto implica q lo q ofrece el entrevistador debe ser lo suficientemente ambiguo como para permitir la mayor puesta en juego de la personalidad del entrevistado. Pero existe un limite en el cual la ambigüedad no debe existir, sino que debe ser mantenido el limite y a veces defendido, y éste cubre todos los factores del encuadre (horario, espacio, rol, etc). En cuanto al rol por ejemplo, no debemos permitir ser presentados como un amigo en un encuentro fortuito. Tampoco debemos entrar von nuestras reacciones y relatos de nuestra vida, y tampoco entrar en relaciones comerciales o de amistad, ni pretender otro beneficio de la entrevista q no sea el de los honorarios e interés profesional. La entrevista tampoco debe ser usada como una gratificación narcisista en la q jugamos de magos con un despliegue de omnipotencia. La curiosidad se limita a lo necesario para el beneficio del entrevistado.

Ahora bien, todo lo q se sienta contratransferencialmente debe ser considerado como dato de la entrevista, no hay q responder ni actuar frente a esas reacciones nuestras. La actitud arrogante o agresiva del entrevistado no deben ser “domadas” ni sometidas, no se trata de triunfar ni de imponerse.

Con frecuencia el grado de represión del entrevistado depende mucho del grado de represión nuestra hacia determinados temas (sexualidad, envidia, etc.). si intervenimos preguntando, las preguntas deben ser directas, sin subterfugios ni segundas intenciones, adecuadas a la situación y al grado de tolerancia.

La apertura de la entrevista tampoco debe ser ambigua recurriendo a frases generales o de doble sentido. La entrevista comienza por donde comienza el entrevistado.

El entrevistado debe ser recibido cortes pero no efusivamente. Si se tienen datos de él proporcionados por otros se le debe informar.

Asi se mantiene el encuadre y se evitan divisiones esquizoides, y se despoja también de todo lo q pueda trabar la espontaneidad del técnico, q no debe tener compromisos contraídos q pesen negativamente sobre la entrevista.

La reserva de los datos extraidos de la entrevista se halla implícita en la entrevista, y si de la misma se eleva un informe a alguna institución, esto debe conocerlo el entrevistado. En los niños no debemos sentirnos autorizados de relatar los detalles de la entrevista con ellos a sus padres.

Hay q reconocer los distintos tipos de silencios (silencio paranoide, depresivo, confusional, etc) y obrar en función de este conocimiento. Con frecuencia el q habla mucho en realidad deja de decir lo mas importante.

La “descarga” emocional tampoco es lo optimo de una entrevista, porq con eso casi siempre el paciente logra una depositacion masiva en el entrevistador y luego toma distancia y entra en una relación persecutoria con él.

El fin de la entrevista debe ser respetado como todo el encuadre, y la reaccon a la separación es un dato muy importante, tanto como la evaluación de cómo se va el entrevistado y cómo quedamos nosotros contratransferencialmente con respecto a él.

La interpretación

La entrevista diagnostica es siempre y al mismo tiempo en alguna medida terapéutica. Hay q tener en cuenta q muchas veces es la única posibilidad q tiene el entrevistado para hablar sinceramente sin sentirse juzgado.

El primer factor terapéutico es siempre la comprensión del entrevistador. En la entrevista diagnostica se debe interpretar sobre todo cada vez q la comunicación tienda a interrumpirse o distorsionarse. Para interpretar nos debemos guiar por el monto de ansiedad q estamos resolviendo y por el q creamos, movilizamos. En todos los casos debemos interpretar solo sobre los emergentes, sobre lo q realmente esta operando en el aquí y ahora de la entrevista.

Un índice fundamental de guía de la interpretación es siempre el beneficio del paciente y no la “descarga” de una ansiedad del entrevistador. Además, siempre q se interpreta se debe saber q la interpretación es una hipótesis q debe ser verificada o rectificada en el mismo campo de trabajo por la respuesta q movilizamos o condicionamos al poner en juego dicha hipótesis.

Conviene q por un tiempo el entrevistador novato se atenga a comprender hasta q pueda adquirir experiencia y conocimiento suficiente para interpretar.

El optimo alcance de una entrevista es el de la entrevista operativa, en la q se atiende a comprender y esclarecer un problema o una situación q el entrevistado aporta como centro o motivo de la entrevista. En ese sentido, una entrevista logra mucho si se consigue esclarecer cual es el verdaero problema q se trae detrás de lo q se trae en forma manifiesta.

En fin, lo importante es q toda interpretación fuera de contexto y de Timming resulta una agresión, y también q hay q aprender a callarse.

Regla de oro: cuanto mayo es la compulsión a interpretar mas necesario es callarse.

Informe psicológico

La finalidad del informe psicológico es condensar o resumir conclusiones referentes al objeto de estudio.

El orden en q se redacte un informe no tiene nada q ver con el orden en q se recogen los datos.

1. Datos de filiación: nombre, sexo, edad, estado civil, domicilo. Profesión

2. Procedimientos utilizados: entrevistas (numero, frecuencia, técnica, clima de las mismas, lugar). Tests (cuales), juego, registros objetivos. Cuestionarios (cuales). Otros.

3. Motivos de estudio: por quien fue pedido y los objetivos del mismo. Actitud del paciente y referencias de las motivaciones concientes.

4. Descripción sintetica del grupo familiar: y de otros q tienen o han tenido importancia en la vida del paciente. Relaciones del grupo familiar con la comunidad, estatus. Constitución, dinámica, roles, comunicación y cambios significativos. Salud, accidentes. Muertes, edad y año en q pasaron.

5. Problemática vital: referencia de su vida y sus conflictos actuales, de su desarrollo, adquisiciones, perdidas, cambios, temores, aspiraciones, inhibiciones y formas de enfrentarlos o sufrirlos. Diferenciar entre lo q afirmo el entrevistado y otros de su medio con lo inferido por nosotros. Si hay algún dato de mucho valor, especificar la técnica con la q se ha detectado.

6. Descrpcion de estructuras de conducta: diferenciando entre las predominantes y accesorias. Cambios observados.

7. Descripción de rasgos de carácter y de personalidad: incluyendo la dinámica psicológica (ansiedad, defensas), citando la organización patografica (si hay). Incluir apreciación de grado de madurez. Constitución. Características emocionales e intelectuales, incluyendo el manejo del lenguaje, nivel de conceptualización, emisión de juicios, nivel de coordinación. Relaciones entre el desempeñon intelectual, social, profesional y emocional. Considerar las particularidades y alteraciones del desarrollo psicosexual, cambios en la personalidad y en la conducta.

8. Si se trata de un informe detallado (informe pericial) incluir resultados de cada test y cada examen.

9. Conclusión: diagnostico y caracterización psicológica del individuo y de su grupo. Responder específicamente a los objetivos del estudio (por ej., en el caso de selección de personal)

10. Posible orientación: señalar si hacen falta nuevos exámenes y de q índole. Señalar la forma posible de subsanar, aliviar u orientar al entrevistado, según el motivo del estudio o según las necesidades de la institución q solicito el informe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena Informaciòn Gracias!!

Anónimo dijo...

GRACIAS TU INFORMACION ME DEJAN MAS CLARO SOBRE EL TEMA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...